Verse bien también implica llevar una vida saludable, no solo es importante la belleza exterior, como dicen por ahí, SOMOS LO QUE COMEM...

Tu belleza comienza por dentro: “Eres lo que comes”

12:29 Ana Lizbeth 0 Comments


Verse bien también implica llevar una vida saludable, no solo es importante la belleza exterior, como dicen por ahí, SOMOS LO QUE COMEMOS, así que en este artículo hablaremos sobre como llevar una buena salud, estos consejos te ayudarán a mantenerte en forma para que te veas y te sientas bien por dentro, tu cuerpo te lo agradecerá. 

Una buena salud está determinada en un 80% por los hábitos diarios de cada una de las personas, quienes deciden cómo llevar su vida, si ser felices o estar propensos a sufrir enfermedades causadas por ellos mismos. Una buena salud, refleja que el cuerpo se encuentra en óptimas condiciones y funciona correctamente, en pocas palabras que todo en él se encuentra en equilibrio perfecto. Un cuerpo sano implica una mente sana, son dos aspectos que no podemos separar ni pasar de alto, no esperemos sentirnos enfermos para comenzar a preocuparnos por nuestra salud. 

Cuando hacemos referencia a los "hábitos diarios", queremos decir lo que cada una de ellas hace en cada día, algunas llevan una vida deportiva, otras una vida sedentaria, una parte de ellas come saludablemente, la otra prefiere hacerlo con comida chatarra, etc. Eliminar los malos hábitos, o mejor aún, cambiarlos por aquellos que pueden ayudarnos a sentirnos mejor en un futuro, es la DECISIÓN CORRECTA que debemos tomar, puesto que determinará que nuestras condiciones corporales se mantengan estables. Algunos hábitos que te recomendamos son los siguientes:

1. COMER FRUTAS Y VERDURAS: Las frutas y verduras no pueden ser excluidas de nuestra dieta
diaria, debemos comer entre cinco a nueve porciones (1/2 taza) al día. Las frutas ayudan a mantener nuestro organismo saludable, contienen fibras y vitaminas esenciales para llevar un buen funcionamiento, algunas de ellas tienen propiedades digestivas, favorables para nosotros, otras reducen el porcentaje de tener enfermedades cardiacas, y existen muchas más que actúan como antioxidantes, ayudándonos a sentirnos con energía.



2. HACER EJERCICIO: Mucha gente
desconoce que realizar ejercicios sencillos como correr o caminar diariamente, ayudan a que se reduzca el riesgo de sufrir enfermedades de obesidad, es ideal realizar ejercicios durante media hora (como mínimo), pero dependiendo de cada uno, puede hacer entre 10 a 20 minutos al día, hasta acostumbrar al organismos a ese nuevo ritmo de vida. Se recomienda realizar ejercicios cardiovasculares (correr, nadar, trotar, caminar, etc.)


3. DORMIR LO NECESARIO: Si lo que quieres es tener una buena salud, no basta con comer saludablemente y hacer ejercicios, sino también darle el descanso necesario al cuerpo, puesto que necesita recuperar toda la energía gastada durante el día. Es ideal dormir ocho horas, pero según un estudio, lo necesario para no afectar nuestra salud, es seis horas al día.



4. MANTENER HIDRATADO EL CUERPO:
El agua es un líquido necesario para el buen funcionamiento del cuerpo, ¡bebe tanta agua como necesites!, trata de incluirla antes y después de tus comidas, si haces mucho ejercicio, tendrás que beber una mayor cantidad de agua (para mantener el cuerpo en equilibrio). Es importante beber no menos de ocho vasos al día, lo ideal es beber dos litros de agua al día, todo dependerá de tus actividades diarias.



Ya lo sabes, nuestros hábitos determinarán el vernos bien o mal, ¡solo depende de nosotros! Pon en práctica nuestros consejos y súmate a llevar una vida saludable y placentera.

0 comentarios: